Sala de juegos para niños en casa

Tener una sala de juegos para niños en la casa viene siendo la solución ideal para tener el hogar mucho más organizado, contrario a lo que se puede creer no se está perdiendo espacio en una habitación para los juguetes, sino que se está ganando comodidad, con una play room lo que se consigue es no tener todos los juegos y juguetes de los pequeños por toda la casa, algo que es desorganizado y muy poco práctico.

Organizar la sala de juegos.

Los niños necesitan jugar y lo mejor es dar un espacio específico para ello, no se necesita una habitación muy grande, recordemos que los niños son pequeños y mientras tengan espacio para moverse y divertirse será más que suficiente. Una vez decidida la habitación, es necesario ambientarla, convertirla en un sitio en el que los niños quieran estar, para eso se pueden elegir colores alegres para pintar las paredes, como el amarillo, azul o rosa, inclusive se puede optar por empapelar ya que existe todo tipo de papeles infantiles de gran calidad.

Las comodidades también son importantes, si bien los niños no dormirán allí necesitan sitios para depositarse, conseguir una buena alfombra para que jueguen en el piso es perfecto, también muebles, sillones infantiles o los clásicos pufs que son ideales durante la infancia. Es necesario poner además un escritorio o mesa pequeña para que los niños puedan dibujar, pintar o posteriormente, realizar sus tareas escolares.

La iluminación debe ser buena, si se cuenta con una ventana es mejor, situación ideal para colgar unas cortinas con estampados divertidos. Si no hay fuente de luz natural se pueden conseguir lámparas con diseños divertidos para que todo en la habitación contemple el gusto que manejan los más pequeños del hogar, de hecho es muy buena idea que los niños ayuden en todo lo referente a la decoración de su espacio de juegos, ya que se les explicará que sus juguetes deben mantenerse dentro de ese sitio.

Tener un sector de almacenamiento es importante para que dentro de todo se mantenga un orden, para eso se puede pensar en conseguir un armario, repisa, cesta de mimbre o un baúl para que los niños coloquen sus juguetes dentro una vez que no los estén usando.

Foto: Scott & Elaine van der Chijs de Flickr

Dejar un Comentario