Losas de bovedilla, una solución más rápida y liviana

Se trata de una losa más económica y liviana compuesta por elementos portantes. Se utiliza desde tiempos remotos en la construcción, no sólo por cuestiones financieras, sino porque se presenta como una solución rápida, liviana, de fácil ejecución y no requiere de maquinaria pesada para su armado.

Losas de bovedilla

Losas de bovedilla

Para hacer una losa más económica y liviana podemos recurrir a los elementos portantes y mezclas, como viguetas o perfiles de acero, ladrillos y hormigón pobre. Este tipo de construcción llamada bovedilla se utiliza desde tiempos remotos en la construcción, no sólo por cuestiones financieras, sino porque se presenta como una solución rápida, liviana, de fácil ejecución y no requiere de maquinaria pesada para su armado.

Una de las desventajas es que las luces a cubrir tienen que ser relativamente inferiores a las proyectadas en estructuras independientes de hormigón armado y siempre vamos a requerir de un punto de apoyo que puede ser un muro portante o bien vigas o columnas. Asimismo, se pueden cubrir luces de hasta 6,00 metros, obviamente hay que tener en cuenta cuál será la carga que soportará.

Supongamos que tenemos que cubrir una habitación de 3 x 6 metros con una estructura de bovedilla, y que el perímetro posee o vigas de hormigón, o muros portantes. Primero colocaremos las viguetas o perfiles de acero, de forma paralela a la luz menor, a una separación que puede ir desde los 0,60 metros, dependiendo de qué tipo de bloques o ladrillos utilicemos.


Una vez ubicadas las viguetas, tenemos que ir colocando los bloques en cada franja. Pueden diferir mucho, y más teniendo en cuenta la evolución de la tecnología de los materiales de la construcción. Es así que podremos conseguir poliestireno ultrarresistente, cerámicos, de cemento. Cada uno presentará características de portabilidad de cargas diferentes que tendremos que tener en cuenta antes de proyectar la estructura.

Bovedilla

Bovedilla

Se recomienda mantener una relación máxima entre largo (l = en el sentido de la vigueta) y alto de la losa (h), de l/h=25 con bovedillas de cemento y arena, y de l/h=20, con poliestireno.

Luego, debemos colocar la estructura de hierro para que absorba el momento que generan las cargas. Para eso utilizaremos hierros superiores al ø6 de forma bidireccional. La mayor carga igualmente se producirá de forma paralela al lado de menor longitud. Posteriormente, procedemos con el rellenado de la losa usando hormigón pobre. Hay que lograr que el material penetre en todos los recovecos para asegurar un funcionamiento e integración adecuados.

Por último, la parte inferior, o sea el cielorraso, puede revocarse con yeso, o cubrirse con una estructura flotante. También, puede dejarse a la vista si es que es prolija y se pinta combinando con el ambiente.