Limpieza y mantenimiento de las fachadas de ladrillo con cara vista

Las manchas causadas por el paso del tiempo y el clima, pueden ser solucionadas utilizando productos de limpieza y de tratamiento hidrófugo, para así evitar la absorción del agua y garantizar la durabilidad del tratamiento.

Limpieza y mantenimiento de las fachadas de ladrillo con cara vista

Limpieza y mantenimiento de las fachadas de ladrillo con cara vista

Las fachadas de ladrillo a cara vista son una opción llamativa para nuestros proyectos. Sin embargo, con el tiempo pueden perder su esplendor a causa del deterioro producido por el clima y la contaminación. Pueden aparecer manchas, perder el color, dependiendo de la calidad de los ladrillos y morteros que se hayan utilizado.

Al tratarse de materiales porosos, el agua de lluvia puede penetrarlos y arrastrar sustancias dañinas por la superficie del muro. Para evitar que estos daños se presenten, podemos recurrir a productos hidrófugos, que también pueden ayudar a reparar algunos de las marcas que la meteorología ya dejó en nuestro frente.

En primer lugar, para limpiar la pared podemos recurrir a gran cantidad de productos, pero como generalmente vienen en dosis concentradas antes de usarlos debemos rebajarlos con agua, según las especificaciones de cada marca, y teniendo en cuenta su rendimiento por metro cuadrado.


La aplicación debe realizarse cuidadosamente, dado que gran parte de las sustancias con ácidos en esta puro que pueden quemar la piel o irritar las vías respiratorias. De manera que se recomienda utilizar protección para las manos, rostro y cuerpo. También se puede recurrir a un pulverizador, ya que se conseguirá un mejor rendimiento, pero hay que aplicarlo suavemente para que no derrame líquido.

Luego, tendremos que pasar un cepillo grueso de nylon siguiendo la línea de ladrillos (horizontalmente). Dejamos reposar unos instantes y enjuagamos con abundantemente agua limpia a presión, al tiempo que se frota nuevamente con el cepillo. Esto lo repetimos las veces que sea necesario para sacar todas las manchas.

Limpieza y mantenimiento de las fachadas de ladrillo con cara vista

Limpieza y mantenimiento de las fachadas de ladrillo con cara vista

Una la fachada limpia, aplicaremos los productos hidrófugos que impermeabilizarán el muro, evitando la absorción del agua. Este tipo de químicos no aportan y quitan brillo o color, como sí lo harían los barnices o resinas, sólo crean una fina película que hace de barrera ante el paso de la humedad.

Para aplicarlo usaremos un rodillo de lana. Pero también debemos tomar las precauciones respecto de los ojos y la piel, ya que los vapores son tóxicos. Debemos darle dos capas, dejando pasar 10 minutos entre la primera y la segunda, aplicándolo de abajo hacia arriba. Al igual que el limpiador, podemos utilizar un pulverizador a poca presión.

De esta manera, evitaremos el deterioro de nuestra fachada de ladrillo con cara vista. Igualmente, el cuidado constante es fundamental para que el proceso sea duradero y no debamos repetirlo nuevamente.