Instalemos un Lavabo

Para completar nuestro proyecto de baño básico es necesario un lavatorio o lavabo he aquí algunos consejos y forma de instalación.

lavatorio1.jpgEn un post anterior les explique la manera de instalar un inodoro y continuando con la serie de entregas de “hágalo Ud. mismo” les explicaré la forma más sencilla de proceder a colocar otro accesorio del baño: el lavabo o lavatorio; el asunto es sencillo, requerimos para ello simples herramientas: llave stillson, llave inglesa, alicate de cabeza móvil (para instalar el tubo de abasto), alicate de presión, cinta de medir, desarmador (punta plana y estrellada). Previo al trabajo debemos repasar algunas medidas para efectuar correcciones si fuera necesario, la primera de ellas es verificar el diámetro del desagüe de salida (debe ser de 2 pulgadas), la distancia de la salida de agua al piso que debe estar entre 55 y 60 cms y la distancia del desague al piso que debe bordear los 50 cms.

Instalando un Lavabo:

El paso inicial de nuestro proyecto es adquirir el lavatorio, debemos tener en cuenta algunas consideraciones a seguir: la primera es que este implemento sanitario este acorde con el color del inodoro para ello deberá ser de la misma marca y modelo; deben verificar el tipo de grifería que lavatorio-monocomando.jpgvan a instalar si es que se da el caso que ya la hayan adquirido (consejo: si ya poseen la grifería llevarla al centro de venta para comprobar su compatibilidad con el lavabo), esto es importante porque de ello dependerá la distancia entre ejes de las perforaciones y la cantidad de las mismas (por ejemplo un grifo mono comando necesita una sola perforación a diferencia de una mezcladora que necesita de dos o tres dependiendo del modelo); escoger si nuestro lavatorio será con pedestal o sin el, este punto determina la cantidad de materiales que vayamos a adquirir (si es con pedestal por ejemplo, hay que comprar pernos de anclaje para fijar la base del pedestal al suelo).

Por lo general los lavatorios vienen con algunos accesorios incluidos; en todo caso no fuera así, adquirir los siguientes materiales: cinta teflón; un juego (vienen en par) de uñas de sujeción con tarugos plásticos y tornillos (tip: los tarugos de madera no son adecuados para estos trabajos porque se pudren con la humedad), son aquellas sobre las cuales estará montado y soportado el lavabo; un tubo de abastecimiento de agua, el cual viene en las presentaciones: económica, con rosca en plástico ABS y cuerpo de hilo trenzado en metal o aluminio o el modelo más durable que viene en presentaciones que incluyen rosca en bronce cromado, cuerpo de hilo trenzado de aluminio reforzado e interior de manguera plástica de alta resistencia, la rosca de este accesorio debe ser de 1/2 de pulgada para ambos lados (macho y hembra), una trampa P o trampa curva y una grifería según el gusto. En el caso de adquirir un modelo con pedestal debemos aprovisionarnos de dos pernos de anclaje, estos pernos son por lo general de bronce y cuentan con una tuerca removible para facilitar el encaje de la base pedestal del lavatorio.


Manos a la obra instalemos nuestro lavamanos. Una primera fase consiste en colocar a manera de presentación el lavatorio con su pedestal y utilizando un plumón de tinta indeleble marcar la ubicación del pedestal y la parte superior del lavabo a instalar, estas marcas serán una referencia para en el caso del pedestal realizar las perforaciones de sujeción. El segundo punto consiste en colocar el pedestal, para ello con broca de 3/8 realizar las dos perforaciones en el suelo, ya saben que deben marcar primero con punzón metálico para evitar se resbale la broca, luego insertar los tarugos y ajustar los pernos, la base se sella con porcelana o silicona especial anti moho. El tercer paso esta relacionado con la verificación del ajuste del lavabo, para ello lo colocamos en el pedestal y si todo esta bien marcamos en la parte inferior la ubicación de las uñas de sujeción, estas debe estar a unos 73 o 74 cms del suelo (o según corresponda al modelo de lavatorio) y con una distancia entre ellas de 16 o 20 cms (consejo: el lavabo no debe ir ajustado en las uñas debe estar ligeramente suelto, ya que la dilatación de la pared puede rajarlo). El cuarto paso, y antes de colocar el lavabo en su sitio por encima de las uñas, es instalar la grifería con cuidado de no rayarla y de acuerdo a las indicaciones del fabricante.

Habiendo cumplido los cuatro pasos anteriores, podemos ver que ya esta colocado nuestro lavatorio ahora es necesario terminar las conexiones de agua, para ello encintamos con teflón la rosca macho del tubo de abasto y lo enroscamos en la salida de agua de ½ pulgada, luego con la llave de cabeza móvil ajustamos la tuerca a la salida de la llave de lavatorio no olvidarse colocar en esta rosca el anillo de jebe que permitirá el sello hermético de ambas piezas.

Así como surtimos de agua alavatorio5.JPG nuestro proyecto debemos colocar un desagüe, este va conectado a la salida de 2 pulgadas (la cual debe estar a 50 cms del suelo) y se llama “trampa p” o “trampa curva” por su curiosa forma que permite mantener cierta cantidad de agua en el fondo para así evitar la salida de malos olores; su instalación es sencilla solo hay que colocar con pegamento de PVC la rosca de ajuste de la trampa P en la salida del tubo de 2 pulgadas, colocar el desagüe recto en el agujero de descarga del lavatorio y acoplar la trampa al desagüe; toda esta operación se lleva a cabo por medio de ajustes manuales a excepción de la colocación del desagüe que requiere algo de ajuste con la llave inglesa.

El trabajo se completa con el sellado de la junta entre la pared y el lavamanos, esto puede hacerse con fragua, silicona anti moho o con una mezcla de fragua y pegamento de loseta que luego de secar dale un buen acabado usando porcelana de un color lo más aproximado posible al de los sanitarios o pared enchapada.