Instalar un portalámparas

Un portalámparas puede servirnos desde muchos puntos de vista. Para reemplazar alguno fuera de funcionamiento o, incluso, para electrificar distintos objetos convirtiéndolos en lámparas, y decorando nuestro hogar. A partir de lo dicho, comenzaremos a desarrollar los pasos para instalar un portalámparas, de manera muy simple y con pocas herramientas.

Instalar un portalámparas

Instalar un portalámparas

La electricidad es un tema delicado, los riesgos pueden ser grandes si no tenemos presentes algunas precauciones, aunque, al mismo tiempo, producto de este mismo riesgo, hay cosas muy sencillas de realizar, que, al no saber cómo hacerlo o creer que es muy difícil de realizar, dejamos de efectuarla y vamos a lo fácil y llamamos a un electricista.

Instalar un portalámparas puede ser uno de esos ejemplos. El trabajo es sencillo pero, a veces, por no conocer cómo hacerlo, no nos animamos. De hecho, un portalámparas puede servirnos desde muchos puntos de vista, para reemplazar alguno fuera de funcionamiento o, incluso, para electrificar distintos objetos convirtiéndolos en lámparas, y decorando nuestro hogar.

A partir de lo dicho, comenzaremos a desarrollar los pasos para instalar un portalámparas, de manera muy simple y con pocas herramientas.


El primer paso será desarmar el portalámparas. Con la ayuda de un destornillador, desarmaremos la base del portalámparas, girando el resto en el sentido inverso a las agujas del reloj.

El segundo paso será el de atornillar el portalámparas al niple, tomando precaución de que quede bien encajado.

Una vez realizado, introduciremos el cable. Para ello pasaremos una de las puntas del cable dentro del niple hasta que alcance el otro extremo. Con el cable ya colocado, tendremos que retirar la cubierta plástica del mismo, en aproximadamente 2 cm, para poder observar las hebras de cobre. Este paso es más sencillo con la ayuda del pelacables.

En la parte superior del portalámparas encontraremos dos minúsculos tornillos. Nosotros tendremos que destornillarlos, pero sin sacarlos. Esto nos permitirá pasar por los orificios los filamentos del cable, para que el cobre quede insertado sobre la placa. En este paso tendremos que prestar mucha atención a que ambos cables no se toquen el uno al otro, ya que podría traer algunos inconvenientes. Luego volveremos a atornillar.

Finalmente nos quedará armar nuevamente el portalámparas, atornillando las partes y pasando el cable por la base, que será el que conectemos a la corriente eléctrica.

Al momento de realizar estas tareas será necesario que tengamos en cuenta algunas recomendaciones. En dicho sentido tendremos que cuidar que  los dos cables utilizados no se toquen entre sí, ya que si lo hacen, cuando enchufemos el portalámparas podría producirse un cortocircuito.

Por otra parte, no está de más decir que al momento de unir el portalámparas a la corriente y ponerla en funcionamiento, procuremos tener la corriente apagada para evitar inconvenientes.

Dejar un Comentario