Instalacion de cerámicos en pisos y paredes.

Les había comentado con anterioridad acerca de la importancia de elegir el cerámico adecudo a cada ambiente, ahora les hablaré un poco de la manera de instalarlos tanto en pisos como en paredes y del pegamento adecuado y herramientas que deberán tener en cuenta para este trabajo.

Les había comentado con anterioridad acerca de la importancia de elegir el cerámico adecudo a cada ambiente, ahora les hablaré un poco de la manera de instalarlos tanto en pisos como en paredes y del pegamento adecuado y herramientas que deberán tener en cuenta para este trabajo.

Una primera consideración es el almacenaje del producto, dependiendo si se la instalación se harán en un primer piso o en pisos superiores de la edificación, deberá guardarse el material considerando lo siguiente:

Si almacena las cajas en un tanto en un primer piso como en pisos superiores, observar no colocar más de tres para el caso de cerámicos de 30 x 30 y mas de cuatro para el caso de cerámicos de 20 x 30; esto con el fin de evitar se dañen las losetas con el peso (sobre todo las inferiores). Es conveniente colocarlas sobre una superficie semi suave (por ejemplo cajas compactadas) o si desean almacenarse muchas cajas emplear parihuelas de madera y almacenarlas en estantes.

El segundo punto a considerar es almacenar las cajas con la cara vistosa hacia arriba a fin de evitar se dañe el esmalte.

Una vez hallamos solucionado la ubicación del material cerámico en su espacio temporal. Debemos preparar el área en la cual vamos a trabajar. La primera consideración consiste en revisar toda el área, si es por ejemplo un piso de concreto o de antiguos cerámicos o enlucido, verificar la existencia de grietas y rajaduras; si estas son muy pequeñas resanarlas con material elástico. Tener cuidado de no rellenar o resanar las juntas de dilatación las cuales deben ser tomadas en cuenta al momento de instalar y respetarse en la colocación del piso. En el caso de gritas grandes es conveniente picar un poco y luego resanar, si es posible verificar el porque ha ocurrido esa grieta y si es algo mayor o complicado es mejor corregir antes de colocar.


Para el caso que la instalación de cerámicos fuera en una pared, es conveniente revisar además de las grietas, las instalaciones de agua. Estas deben estar en perfecto estado, si las tuberías son de material de hierro galvanizado, es conveniente cambiar estos tubos por PVC u otro material no corrosivo y así evitar que con el tiempo debamos arrancar nuestros cerámicos (y les digo, será un tiempo corto).

Para ambos caso, sea en piso o en pared, se recomienda corregir y crear si es necesario instalaciones, sean de luz, agua o desague, antes de comenzar a instalar.

Si ven que existe una preinstalación de piso cerámico o mayólicas en pared, no es necesario retirarlas, existen en el mercado productos “abrasivos”, que permiten que los nuevos cerámicos sean aplicados sobre los antiguos. Este maravilloso material es una resina acrílica diluida en agua, la cual una vez aplicada sobre cualquier superficie rígida se seca, formando un puente de adherencia entre el pegamento gris o blanco en polvo y el revestimiento cerámico. Los rendimientos de estos materiales son por lo general de ocho a 12 metros cuadrados por cada litro.

Estos “diluyentes” deben emplearse conjuntamente con pegamentos en polvo, sean gris o blanco, sobre enchapes antiguos de revestimientos cerámicos de pared o piso, losetas, terrazos, mármol y cemento pulido, entre otros.

Es necesario considerar también el tipo de pegamento que vamos a emplear. Existen los pegamentos en polvo, adecuados solo para interiores, para azulejos o mayólicas de 20 x 30 cm y en revestimientos cerámicos de pisos de hasta 45 x 45 cm. Otros pegamentos como el de tipo “gris”, son adecuados para exteriores e interiores, tanto para superficies nuevas, fachadas, piscinas y cisternas como para remodelaciones en superficies antiguas. En este último caso es necesario aplicar previamente el diluyente acrílico. Por su parte el pegamento en polvo “blanco” es adecuado para exteriores e interiores, en especial para la instalación de mármol, piedras naturales, porcelanatos de colores claros y blocks de vidrio; este puede ser usado en remodelaciones, siempre y cuando primero se aplique el diluyente acrílico. Existen también pegamentos del tipo “blanco flexible”, los cuales se adecuan a exteriores e interiores, especialmente diseñados para lugares de alto tránsito, piscinas y fachadas, así como para ambientes de temperaturas altas (hasta 70 grados centígrados) y temperaturas bajas (hasta menos de 20 grados), aplicable directamente en remodelaciones de superficies antiguas, paneles de drywall, madera y fibrocemento. Por último los pegamentos en pasta son ideales para ser aplicados directamente sobre superficies flexibles o rígidas como madera, yeso acartonado (también conocido como drywall), tableros aglomerados, fibrocemento, fibra de vidrio, paneles acústicos, enchapes antiguos y otras superficies que sean consistentes, limpias de aceites, grasas, ceras, rajaduras o partes desprendibles.

Ya les informe en una entrega anterior como verificar el código de utilización y otras consideraciones; sin embargo al instalar debemos verificar que todos los cerámicos tengan la misma tonalidad. Si no tomamos esta precaución, es posible que el trabajo terminado presente diferencias de tono bastante visibles. Además debemos considerar el concepto de “formato”, el cual es visible al lado de las cajas de cerámicos, y representa un código, el cual es un concepto similar al de color, pero relacionado a las medidas de los revestimientos cerámicos; es muy importante tomar en cuanta este detalle, puesto que debido a la naturaleza de la fabricación de los revestimientos cerámicos, producidos a altas temperaturas, es imposible que tengan exactamente la misma medida. Ello determina que las fábricas los agrupen en rangos de medidas similares y es justamente a estos rangos que se les denomina formato y que al momento de comprar debemos tener en cuenta.

Ahora que ya tenemos nuestros revestimientos correctamente agrupados y almacenados, observando el mismo formato y la misma tonalidad de color, así como la superficie preparada, procedemos a seleccionar las herramientas adecuadas para la instalación. La primera de ellas y la más conocida es la “cortadora de cerámica” o “cortadora de diamante”, esta maquinita se presenta en varios formatos dependiendo del tamaño de la cerámica que vaya a cortar. Una buena marca es Rubí, con un excelente servicio post-venta, repuestos y mantenimiento. En nuestro caso por ejemplo la cortadora Rubi Star 40 es suficiente para cerámicos de hasta 40 x 40, pero más adecuada para medidas de 20 x 30 y 30 x 30. La segunda herramienta es la “carda” o llana dentada, que consiste en una especie de plancha de empastar pero con dientes cuadrados o triangulares a un lado y recto al otro, se emplea para repartir el pegamento de manera uniforme y espaciada. La tercera herramienta es el martillo de goma, que no es más que un mango de madera con una cabeza de goma que se emplea para ajustar el cerámico al piso una vez aplicado el pegamento. Tenemos también como complemento, la paleta de goma, empleada para retirar el exceso de fragua y nivelar; la esponja, útil para limpiar; el batidor eléctrico, utilizado para batir el pegamento, es un implemento Rubi que se adiciona al taladro. En todo caso Rubí nos ofrece estas herramientas para instalación de cerámicos, las cuales son de primera calidad.

En la siguiente entrega comenzaremos por instalar un “paño” de nuestro piso y uno de pared, verán la diferencia y las consideraciones a tomar en cuenta.