Diferentes tipos de taladros

El taladro es, sin dudas, una herramienta muy útil para todo tipo de trabajos. Es importante que dentro de nuestras posibilidades podamos contar con uno. Sin embargo, existen varios modelos diferentes de esta herramienta. Para saber cuáles son, sus características, pro y contras, a continuación analizaremos cada uno de los tipos para saber cuál es el acorde a nuestras necesidades.

Diferentes tipos de taladros

Hace un tiempo atrás hablábamos sobre los elementos básicos para crear una caja de herramientas óptima, sin embargo, como bien dijimos, comenzamos por aquellos objetos más básicos, aquellos que no pueden faltar. A modo de comenzar a completar dicha caja de herramientas, hoy les propongo hablar de otro de los elementos que podemos incorporar en la mencionada caja.

Se trata del taladro. El taladro es, sin dudas, una herramienta muy útil para todo tipo de trabajos. Es importante que dentro de nuestras posibilidades podamos contar con uno. Sin embargo, existen varios modelos diferentes de esta herramienta. Para saber cuáles son, sus características, pro y contras, a continuación analizaremos cada uno de los tipos para saber cuál es el acorde a nuestras necesidades.

Los modelos que desarrollaremos son: Taladro manual, Taladro manual de pecho, Taladro eléctrico, Taladro sin cable, Martillo percutor, Taladro de columna, Minitaladro y Minitaladro sin cable.


Taladro Manual es uno de los más básicos modelos. Cuenta con un engranaje que multiplica la velocidad de giro de la broca al girar una manivela.

La diferencia entre el taladro manual y el de pecho, es que en este último podemos utilizar toda la fuerza del pecho, ya que nos permite apoyar la herramienta sobre él, para taladrar.

El taladro eléctrico es el primer gran avance de esta herramienta, lo que antes se hacía manualmente, en este caso lo lleva a cabo un pequeño motor eléctrico. Con la aparición de esta variante, el taladro comenzó a ampliar su funcionalidad, ya que además de taladrar puede lijar, pulir, desoxidar, limpiar, etc. de una manera muy sencilla.

Para todos aquellos que van a tener su primera experiencia con este tipo de herramientas, lo aconsejable es un taladro eléctrico que cuente con las siguientes características: Ser electrónico, reversible, percusión,  potencia media y de calidad general media-alta.

Como sucedió con la mayoría de las herramientas eléctricas, el taladro también evolucionó hacia la no utilización de cables. El taladro sin cable funciona con una batería, lo que ofrece una posibilidad de uso incluso en sitios donde no hay corriente eléctrica. Sin embargo una de las contras es que este modelo ofrece menor potencia que los otros.

El martillo percutor es indicado para perforar superficies muy duras, ya que se trata de un taladro con una percusión más potente.

Si lo que se busca es mayor precisión al taladrar, la mejor opción es el taladro de columna, ya que esta es una de sus principales ventajas. Se trata de un taladro estacionario con movimiento vertical y mesa para sujetar el objeto a taladrar.

Como su nombre lo indica, el minitaladro es un taladro en miniatura, cuya utilidad se dirige a diferentes trabajos, sobre todo aquellos que requieren control, precisión y ligereza. En este caso también existe la variante sin cable, aunque como dijimos anteriormente, esta presenta menos potencia.

Dejar un Comentario