Qué colores debo mezclar para conseguir el color beige o crema envinílica

Aprende los dos recursos artísticos para obtener el color beige o el color crema, a partir de simple combinaciones con otras tonalidades.

Color beige

A la hora de obtener colores podemos tener ciertas dificultades porque la paleta cromática es tan amplia que no siempre podemos saber con certeza qué colores son necesarios combinar. Uno de estos colores que puede resultarnos más costoso de conseguir es el color beige. La pregunta que algunos de vosotros os hacéis por la red es la de: “¿qué colores debo mezclar para conseguir el color beige o crema en vinílica?” En este breve artículo queremos ayudaros. Os damos dos opciones que pueden daros un buen resultado.

La primera de ellas es utilizar pintura completamente blanca y añadirle una gota de amarillo básico. Este tono chillón será el que convierta el blanco en un tono más crema o beige, en función de la cantidad que agreguemos. Tendremos que ir jugando con la cantidad de amarillo hasta llegar al beige deseado, ya que dentro del beige podemos encontrar una infinitud de tonalidades diferentes, al igual que ocurre con el color crema. Pero como veis, la mezcla es de lo más sencillo.

Una segunda opción también válida es la mezclar pintura totalmente blanca con un toque de amarillo claro y un poco de café. Es una actividad algo más laboriosa, pero nos permite conseguir tonos más particulares que pueden acercarse más a lo que andamos buscando. Todo ello dependerá siempre, como digo, de qué color preciso es el que deseáis obtener. Desde Vivirhogar os aconsejamos utilizar estos recursos que os decimos para ir jugando con las tonalidades hasta conseguir la vuestra.

Finalmente, haremos una aclaración respecto al tipo de pintura. Existen dos tipos: la pintura acrílica y pintura vinílica. La primera es más ligera y es absorbida más fácilmente por la superficie pintada, es más resistente al agua y la humedad, y suele utilizarse junto con una capa de sellador para asegurar su fijación. La pintura vinílica es más fácil de combinar con otros pigmentos y tiene la ventaja de presentarse en muchos más colores y tonos. Como veis, a la hora de obtener un beige o un tono crema, no importa qué tipo de pintura utilicemos para mezclar, en ambos casos recurriremos a las combinaciones citadas anteriormente. Lo que sí que es aconsejable es no mezclar pintura acrílica con pintura vinílica, dado que esto puede mermar las propiedades independientes de cada una de ellas.

Foto: FSosio