Cómo quitar papel pintado

A la hora de retirar papel pintado podemos optar por tres métodos, uno a vapor, otro con papel impermeable y un tercero en seco. A continuación desarrollaremos cada una de estas formas

Cómo quitar papel pintado

Cómo quitar papel pintado

En diversas oportunidades hemos hablado de cómo colocar un papel pintado, de cómo utilizarlos  como método decorativo, e incluso, de qué tipo usar según el estilo que queramos en nuestros hogares. Sin embargo, hasta el momento nunca habíamos conocido como hacer para retirarlos cuando llega el momento de la renovación.

Siempre que queramos colocar un papel pintado nuevo, será conveniente retirar el anterior de una manera correcta y eficaz para que cuando se coloque el nuevo producto, quede en perfectas condiciones.

Para hacerlo podemos optar por tres métodos, uno a vapor, otro con papel impermeable y un tercero en seco. A continuación desarrollaremos cada una de estas formas.


Cuando debemos eliminar papel pintado de paredes o superficies de dimensiones muy grandes, siempre es conveniente utilizar un decapante  a vapor. Se trata de una herramienta eléctrica que cuenta con una base circular, en donde va depositada el agua caliente, y con un escudo rectangular donde sale el vapor de manera continua.

El trabajo que debemos hacer es el siguiente, colocaremos el escudo de la desempapeladora en la parte inferior de una tira de papel, dejándola por varios segundos, con el objetivo de que el vapor reactive la cola antigua. Luego, desplazamos el escudo sobre la parte tratada, mientras arrancamos  la tira de papel, ayudados con una espátula.

Un consejo, cuando utilicemos este procedimiento debemos tener en cuenta que el mismo produce mucha humedad que reblandece la pared. Es por esta razón que tendremos que esperar a que seque para colocar el nuevo papel pintado.

La segunda alternativa tiene que ver con la aplicación de un temple con esponja o rodillo sobre la pared. El temple es un producto que se disuelve con el agua, formando una solución que disuelve la cola aplicada. Una vez utilizada esta solución, el papel se despega con facilidad.

En esta técnica también tendremos que procurar esperar a que seque la pared para colocar el nuevo papel pintado.

La tercera y última técnica es un poco diversa a las anteriores, esto tiene que ver con que en las anteriores, una vez realizada la tarea debíamos esperar para colocar el nuevo papel, esta es la principal desventaja de dichas técnicas. Para evitar esto, es posible desprender el viejo papel en seco.

Para ello podremos pasar la espátula por la parte trasera. Dependiendo de la calidad de la cola y de la antigüedad del revestimiento, el trabajo será más o menos sencillo. Si el revestimiento está muy adherido, es conveniente retirarlo con una galera.

Como dijimos anteriormente, esta técnica no necesita tiempo de espera para colocar el nuevo papel por lo que podremos hacerlo de forma inmediata.