Cómo preparar los pisos para pintarlos

Dependiendo de la superficie que necesitemos pintar, la limpieza y preparación del piso se realizará de determinada manera. A continuación la forma de hacerlo en los distintos tipos:

Preparar los pisos

Preparar los pisos

Los pisos suelen ser una de las superficies más dañadas, por supuesto que también dependerá de que ambiente se trate, no es lo mismo el suelo de un garaje que el de un living, sin embargo, todos, en mayor o menor medida, tarde o temprano se ven dañados por el uso.

Cambiar un piso puede no resultar una tarea muy sencilla y económica, por eso es que una buena alternativa es la de  pintar los pisos, consiguiendo reparar imperfecciones y cambiar la estética del mismo.

Dependiendo de la superficie que necesitemos pintar, la limpieza y preparación del piso se realizará de determinada manera. A continuación, la forma de hacerlo en los distintos tipos:


Radier: Cuando la superficie que queremos pintar es de Radier, lo primero que debemos realizar es mojar el piso con la manguera, para posteriormente lavarla. Para ello utilizaremos  una mezcla de agua con limpiador, procurando seguir con las indicaciones que el fabricante del limpiador indica en el dorso, en cuanto a cantidades y formas de realizar la mezcla.

Con la mezcla terminada, echaremos un poco sobre el piso para lavarlo con la ayuda de un escobillón. Podemos optar por uno de cerdas de acero para aquellos lugares donde haya grasa o pintura pegada.

Luego necesitaremos contar con una hidrolavadora, la cual enchufaremos  a la manguera y utilizaremos para sacar el detergente, el polvo, la grasa y la pintura pegada, gracias a la presión con la que el agua sale desde ella.

Con esta limpieza, el piso estará en perfectas condiciones para ser pintado, solo debemos estar seguro que la superficie este completamente seca.

Madera: En el caso de que la superficie sea de madera, usaremos un removedor de pintura y grasa para eliminar la capa de barniz y toda la suciedad que la madera tenga impregnada en ella. Lo aplicaremos utilizando una brocha, y luego sacando las capas de barniz con una espátula.

A continuación será necesario lijar. Tendremos que pulir la madera, para que esta quede sin imperfecciones y sin suciedad.

Con este trabajo la superficie estará lista para pintarse.

Batuco: Cuando el piso sea de Batuco, comenzaremos con lavar la superficie con una mezcla de agua y removedor, utilizando un escobillón. Aunque en este caso tendremos que refregar la superficie utilizando esponja abrasiva, para eliminar la cera y mugre del piso.

Una vez terminado, sacaremos, con un paño mojado,  toda la mugre y espuma. No es necesario empapar todo el piso con agua, solo retirar la espuma y mugre.

Cuando hayamos terminado y el piso se encuentre completamente seco, tendremos que pulir el Batuco para que la pintura penetre mejor en él.

Luego ya estará en condiciones de ser pintado.

Lo último será elegir el color de pintura que utilizaremos para el piso, utilizando pintura para el piso y siguiendo las recomendaciones que la marca del producto ofrece. Para la aplicación de la pintura se utiliza rodillo o brocha. El Batuco o concreto con rodillo, mientras que la madera con brocha.