Cómo hacer estantes flotantes

Os enseñamos paso a paso cómo hacer una repisa con estantes flotantes. Una buena idea para que los adornos, libros y objetos que están dando vueltas por toda la casa tengan un buen lugar.

Muchas veces sucede que tenemos varios adornos, libros u objetos que no sabemos dónde colocarlos. Ya sea por falta de espacio, porque no queremos comprar un mueble grande o por otras razones, estos adornos, libros y objetos quedan dando vueltas por toda la casa. Sin embargo, existe una buena alternativa para que estos objetos tengan un lugar propio.

Cómo hacer estantes flotantes

Esta alternativa es la de colocar estantes flotantes. Estos estantes se colocan directamente sobre la pared o sobre una tabla que luego se cuelga en la pared, quedando como una especie de repisa. La realidad es que estos estantes no ocupan mucho espacio y, con una linda pintura, quedan muy bonitos. Veamos a continuación cómo hacer estantes flotantes.

La propuesta de estantes flotantes que les damos en esta ocasión es la de una repisa de cinco pequeños estantes, los cuales se colocan sobre una tabla vertical formando una sola pieza.

Para estos estantes flotantes necesitaremos lo siguiente:

  • Una tabla de fibrofacil de 100 cm de largo, 7 cm de ancho y 2 cm de espesor (esta quedará vertical y sobre ella colocaremos los cinco estantes)
  • Cinco tablas de fibrofacil de 20 cm de largo, 15 cm de ancho y 1.5 cm de espesor
  • Sierra
  • Martillo
  • Destornillador
  • Lápiz y regla
  • Fondo blanco para madera al aguarrás
  • Pincel
  • Pintura acrílica blanca (o del color que deseen)
  • Tornillos
  • Laca al agua transparente
  • Pinceleta 1”
  • Cola blanca de carpintero
  • Perforadora

Pasos para hacer los estantes flotantes

1- Primero hay que realizar, en las cinco tablas de fibrofacil de 20 cm de largo, un calado de 7,5 cm de largo y 2 cm de profundidad. Este calado lo debemos hacer en el centro de uno de los lados de las mencionadas tablas.

2- Paso seguido debemos marcar la tabla vertical. Las marcas deben estar a diferentes alturas ya que allí será donde coloquemos los estantes. En donde hicimos las marcas debemos realizar una  canaleta de 8 mm de profundidad, a lo ancho de toda la tabla.

3- El tercer paso consiste en pintar todas las piezas (los estantes horizontales y la tabla vertical) con dos manos de fondo blanco diluido en un 5 por ciento de aguarrás. Entre una mano y la otra dejamos que se seque y lijamos. Luego aplicamos dos manos de pintura acrílica blanca y dejamos secar. Por último, protegemos las piezas con dos manos de laca al agua.

4- Cuando terminamos el paso de la pintura colocamos gran cantidad de cola blanca en el calado de un estante y en una de las ranuras que hicimos en la tabla vertical. Luego colocamos con cuidado el estante en la ranura y, cubriéndolo con un paño, golpeamos con un martillo el estante hasta que entre bien en la ranura. Repetimos esta operación con los restantes estantes y ranuras.

5- Por último, sólo nos queda colocar la repisa con estantes flotantes sobre la pared. Para esto cogemos la perforadora, hacemos unos orificios en la madera central (la tabla vertical) y luego la colgamos en la pared.

Un consejito: Cuando estamos haciendo las marcas para colocar los estantes debemos tener cuidado con la horizontalidad. Por ello, es recomendable ayudarnos con una escuadra.

Fuente y Foto: Bien simple