¿Cómo eliminar los malos olores del baño?

El baño es uno de los cuartos de la vivienda que más olores puede juntar. Por la humedad, el uso y una mala o inadecuada limpieza, el baño puede desprender diversos olores, algunos de ellos muy fuertes. Conozcamos algunos tips para combatir y eliminar los malos olores en el baño.

El baño es uno de los cuartos de la vivienda que más olores puede desprender. Por la humedad, el uso y una mala o inadecuada limpieza, el baño puede largar diversos olores, algunos de ellos muy fuertes.

¿Cómo eliminar los malos olores del baño?

Además, estos olores son rápidamente absorbidos por las toallas y toallones que hay en el baño, lo que contribuye a que exista una constante impresión de suciedad y descuido en este espacio que debiese ser el más limpio e higienizado de todos.

Para revertir esta desagradable situación, veremos algunos consejos para eliminar los malos olores que se dan cita en el baño.

Lo primero de todo es identificar de donde proviene el mal olor, ya que estos extraños y fuertes aromas pueden ser producto de diversas situaciones. Por ejemplo, puede deberse a la falta de limpieza del inodoro, al moho de los azulejos, a las mamparas o al sifón.

Refiriéndonos a este último supuesto, lo cierto es que los sifones son uno de los elementos que más feos olores desprende. Esto no solo se debe a que están en el desagüe de lavabos, inodoros o fregaderos, sino que también obedece a que es uno de los aspectos que más se descuidan. Y pese a que su principal objetivo sea evitar los malos olores de las cañerías, a veces hacen todo lo contrario.

Por esto mismo, hay que prestar mucha atención a la limpieza de los sifones, los cuales comienzan a desprender olores cuando acumulan residuos en su interior. Vale aclarar que los sifones son tubos que generalmente tienen forma de “S” y que en la parte curvada acumulan agua para que funcione como una barrera frente a los malos olores. Y si el agua se seca o evapora, el olor de las cañerías y desagües comienza a salir al exterior. Lo mismo sucede cuando los residuos que se acumulan en ese punto se descomponen.

Limpiar el sifón del baño

Para limpiar el sifón hay que quitar el tapón situado en la curva y eliminar los residuos acumulados. Esto hay que realizarlo de forma periódica para evitar la descomposición de los restos que allí se depositan. A veces puede ser necesario desmontar el sifón para limpiarlo bien, en este caso hay que colocar debajo un recipiente que recoja la suciedad o el agua que pueda caer. Luego, se enjuaga el sifón y se vuelve a colocar. También se puede considerar la idea de instalar una válvula de aireación, que deje pasar el aire e impida que el sifón se vacíe.

Hay que tener en cuenta que el nivel del agua en la curva debe ser de cinco centímetros como mínimo, y hay que procurar no tirar por el desagüe pelos o cualquier sedimentos que puedan obstruir el sifón.

Otros tips

Como mencionamos antes, los malos olores en el baño también se pueden deber a la falta de limpieza del inodoro, al moho de los azulejos o a las mamparas. En estos casos habrá que recurrir a una buena limpieza para eliminar toda la suciedad, el moho y las bacterias que están en este espacio. Especial atención para las uniones de los azulejos, dado que es un lugar donde se suele formar mucho moho.

Acompañando la limpieza periódica, es conveniente mantener bien aireado al baño.

Foto: Baño por molino de cerceda en Flickr