Colocando Machihembrado en Paredes

Breve explicación de la colocación de un machihembrado en las paredes de casa, consejos útiles.

La madera en la casa brinda un clima cálido y confortable. El revestir los pisos de madera, las paredes y techos crean un ambiente rústico único. Puede revestir toda una habitación de madrea, íntegramente, pero no es lo mas recomendable, lo mejor es decidirse por los pisos, o los techos o las paredes, dejando otros materiales y colores para el resto.

El machihembrado de madera, machimbrado o machimbre como se lo conoce en Argentina, es una forma sencilla de formar paneles rápidamente para revestir las distintas partes de una casa. Las maderas utilizadas para esto son de diversos tipos, pudiendo

encontrar pino, cedro, roble, paraíso, abeto, cerezo. También otros tipo de tablas revestidas de maderas nobles para su mejor vista con un ahorro en costos. Además, a la hora de la compra las lamas suelen venir ya barnizadas, esto es una ventaja por una lado porque no tendremos que realizar el trabajo, pero por otra parte puede resultar desventajoso al rayar el recubrimiento en la colocación, por lo que es conveniente adquirir tablas de madera virgen o sin pintura, si no tiene demasiada experiencia en la colocación de machihembra.

Existe de diversos grosores, anchos y largos. Lo mas importante es el grosor o espesor de las tablas que puede ser de media, tres cuartos, una o una y media pulgadas. Todo esto depende de el uso que se le de. En el caso que se vallan a revestir paredes con media pulgada es suficiente, medidas mayores son útiles para la construcción de entrepisos, portones u otro tipo de aberturas y muebles rústicos etc.

La colocación de las tablas en paredes la puede llevar a cabo de tres formas posibles, cada una de las cuales corresponde a estilos diferentes y produciendo efectos visuales en cuanto a las proporciones de la estancia en donde se aplique. Una es en forma vertical, donde las lamas se extienden de arriba a bajo, otorgando seriedad y logrando que la habitación se vea mas estrecha y alta. En cambio, en forma horizontal sucede todo lo contrario, la habitación se percibe mas ancha y baja, tiene un toque rústico. En forma diagonal refleja un estilo un tanto mas moderno, aunque esta forma puede resultar en una mayor complejidad a la hora de la colocación, mayor número de cortes, y material desaprovechado.

La madera debe permanecer en el lugar donde vaya a ser colocada con unos días de antelación, para que “absorban” las condiciones en donde se encuentra, por su modificación con respecto a la humedad y la temperatura. Además debe dejarse acostada en el suelo y nunca apoyada en la pared, por lo que se torcerán y resultarán de muy difícil colocación. Procure que el piso en donde las deposita sea plano y se encuentre seco.



Antes de explicar como colocar machimbre, paso a mencionar algunas de las herramientas que puede llegar a utilizar en la colocación. Le serán necesarios martillo, escuadra, taladro, serrucho o alguna máquina eléctrica para cortar como caladora o cierra circular, también mazo de caucho o martillo de goma, clavos para machihembrados y tornillos para los listones.

¿De que listones estoy hablando? Pues resulta que para la colocación en la pared o el techo de las tablas es necesario armar un armazón o encatrado de listones para facilitar la colocación de todas las lamas, además de evitar o mejorar las imperfecciones de las paredes, como bultos, desniveles, descuadres. Estos listones que pueden ser de una por una (1×1) o dos por una pulgadas (2×1) irán clavados horizontalmente, en el caso de que se halla decidido por colocar las tablas en forma vertical o viceversa, es decir perpendiculares a las tablas de machihembra, y a una distancia de 40 a 60 centímetros entre sí. Es importante que en la parte inferior de la pared casi al ras del piso, y en la parte superior, a ras del techo haya uno de estos listones para tener en donde clavar las lamas. También en las esquinas de las puertas y ventanas. La madera de los listones debe ser blanda, generalmente usar álamo es una buena opción ahorrando dinero y de fácil clavado.

Estos listones pueden recubrirse o pintarse con un material protector impregnador o aceite de linaza, para protegerlos de la humedad y de los agentes que pueden dañarlos. En los posible deben ser sujetos a la pared con tornillos y tacos, pero no con clavos, esto ayudará a la mejor fijación de la estructura, ya que los clavos suelen aflojarse con los posteriores golpes realizados al clavar las tablas.

La colocación de los listones debe hacerse perfectamente, porque de ellos dependerá la buena colocación y posterior vista de la machihembra. Por ello deben estar bien alineados, y nivelados verticalmente. Para lograr esto elimine todo sobrante en la pared que estorbe o agregue pequeñas cuñas de madera (menos recomendado) para mejorar desvíos.

Si lo desea puede optar por aislar la superficie con algún aislante térmico colocando entre listones fibra de vidrio, lana de vidrio, poliestireno expandido, o algún otro tipo de aislante. Las paredes en las que se realiza esto son las que dan al exterior de la vivienda, para aislar las temperaturas internar de las exteriores.

Existen dos métodos para colocar el machihembrado, en este artículo solo detallaremos la fijación por clavos, el otro método es por clips. Aunque si la madera es demasiado dura puede usarlos, por lo que no se clava la madera de la machihembra, sino la del listón la cual es blanda. Si la madera de las tablas es blanda no habrá problemas. Los clavos deben ser colocado en un sitio donde sean ocultados a la vista.

Los cortes que realice no deben ser demasiado precisos, permitiéndose unos milímetros de error. Milímetros que pueden ser necesarios por la dilatación que sufren las tablas con el calor, lo que puede hacer que se tuerzan sin no tienen el espacio adecuado.

Corte las lamas medidas a medida que vaya colocándolas (valga la redundancia). Comience en una esquina si opta por la forma vertical. Para acoplarlas entre sí golpéelas suavemente con el mazo de caucho o colocando un trozo de una tabla con la ranura para no dañar las cejillas, lo que dificultaría la colocación de la posterior tabla.

Para ir acabando puedo mencionar que en la unión con el techo se deben colocar molduras, en el piso zócalos, y en las esquinas esquineras, para ocultar las separaciones que hayan quedado, clavando clavos cada 30 centímetros aproximadamente, y con cortes inglete en esquinas.

Solo queda decir que hace falta algo de ingenio, y a los que disfrutamos del bricolaje, esto se transforma en desafíos posibles y agradables de realizar. Cualquier consulta… no dude en comentar.