Cajones en las escaleras

Uno de los sectores más aprovechados en este tipo de casos es el del bajo escalera, por supuesto, en el caso de que el ambiente cuente un sobrepiso. Esos pequeños huecos son utilizados para un sin fin de funciones. Hoy, la propuesta es utilizar los peldaños para colocar cajones.
Escalera interior con cajones

Escalera interior con cajones

Por la razón que fuera, crisis económicas, alquileres caros o preferencias personales, lo cierto es que en el último tiempo, vivir en ambientes pequeños se ha transformado en una tendencia.

Justamente, esto ha sido una de las razones por lo que las personas, sobre todos aquellas que viven en estos espacios reducidos, se las tienen que ingeniar para poder guardar sus cosas, aprovechando cada espacio del pequeño hogar.

Uno de los sectores más aprovechados en este tipo de casos es el del bajo escalera, por supuesto, en el caso de que el ambiente cuente con un sobrepiso. Esos pequeños huecos son utilizados para un sin fin de funciones, como pequeño guardarropas, libros o recuerdos, entre otras funciones que se van adecuando según el tipo de escalera y espacio con el que dispongamos. De hecho, la estética no es algo que queda afuera de este sitio multifuncional, ya que estos quedan decorados a tono con la estética de los hogares.


Utilizar el bajo escalera como un armario es otra de las alternativas. Con puertas y cajones, el lugar se aprovecha notablemente para guardar la ropa o elementos que queramos, sin perder la estética de la casa.

Otro caso es en el que se colocan módulos cuadrados, con tablones de madera ensamblados, creando una estantería debajo de los peldaños.

O, como último ejemplo, una simple mesa y una pequeña estantería puede convertir al espacio  en un lugar de lectura, o bien en el sitio donde se puede hablar por teléfono sin que nadie nos moleste.

Lo cierto es que gracias al ingenio y el buen gusto, muchas formas de aprovechar el espacio se han creado. Sin embargo, a veces no alcanza con el lugar que ganamos bajo las escaleras, y necesitamos aun más espacio para guardar todo lo que necesitamos. Es por eso que hoy les quiero recomendar otra alternativa.

Se trata de la posibilidad de contar con escaleras que tengan cajones en cada uno de sus peldaños, tal y como vemos en la fotografía.

Son cajones colocados en los espacios que se encuentran por debajo de los tablones de los peldaños, los cuales se encuentran empotrados en los muros laterales de la escalera. Lo interesante es que los cajones son muy sencillos de instalar en las tradicionales escaleras de madera.

Vale aclarar que esta idea es útil para escaleras de maderas con transparencia entre los peldaños y que van empotradas a los muros laterales, ya que si se tratara de aquellas con peldaños pegados a hormigón trasero, sencillamente el espacio disponible no se justificaría para colocar un cajón.

Ya hay 1 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

Dejar un Comentario